Está en:

  1. Inicio
  2. Medicina personalizada

Medicina Personalizada

Chequeo cardiológico

En qué consiste:

El chequeo cardiológico consiste en la realización de un conjunto de pruebas que permiten detectar una enfermedad cardiológica que no todavía no haya dado síntomas así como identificar los posibles factores de riesgo modificables que pueden favorecer la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Las pruebas habituales realizadas y que permiten detectar la mayor parte de problemas cardiacos incluyen la consulta médica y la exploración física que permite identificar variables de riesgo como el tabaquismo o el sobrepeso. Los estudios complementarios habituales incluyen las siguientes pruebas diagnósticas:

  • EKG: es una prueba inocua que realiza un registro de la actividad eléctrica del corazón. Detecta alteraciones del ritmo cardíaco (arritmias) y enfermedades de las arterias coronarias (infarto, angina de pecho).
  • Analítica: el análisis de sangre permite detectar factores cardiovasculares de riesgo como colesterol elevado.
  • Prueba de esfuerzo: La prueba de esfuerzo o ergometría es la prueba más utilizada para valorar la presencia de isquemia, es decir, falta de aporte de oxígeno en el corazón. Permite conocer si existe obstrucción de una arteria coronaria, especialmente en aquellos pacientes que presentan un electrocardiograma normal. Consiste en someter al paciente a realizar ejercicio físico en una cinta rodante o en una bicicleta y detectar si el esfuerzo provoca isquemia. Ésta se detecta por la aparición de síntomas y las alteraciones del electrocardiograma.
  • Ecocardiograma: Prueba diagnóstica de imagen inocua que permite ver el funcionamiento de las válvulas cardíacas y la contractilidad del músculo cardiaco.

Más información