Está en:

  1. Inicio
  2. Medicina personalizada

Medicina Personalizada

Cultivo de células autologos de condrocito

En qué consiste:

Esta técnica está enfocada a reparar el cartílago dañado de una articulación con células propias cultivadas (principalmente rodilla). Se acostumbre a utilización cuando existen lesiones deportivas o patologías. También se puede utilizar de forma preventiva, frenando la evolución de enfermedades y evitando cierto tipo de prótesis, como la de cadera.

Qué beneficios tiene:

Poder reparar lesiones del cartílago de tamaño importante, ya que por sí solo el cartílago no se regenera.

Más información:

El cartílago articular es un tejido que cubre las terminaciones óseas de las articulaciones con el objetivo de que éstas puedan realizar el movimiento con la menor fricción y el menor roce posible. Las células que formar el cartílago se denominan condrocitos.

Este cartílago tiene una gran capacidad de resistencia, pero a veces se puede dañar debido a un movimiento brusco.

Una vez dañado, el cartílago es un tejido que por él mismo no es capaz de repararse. Por este motivo se ha desarrollado la técnica del cultivo autólogo de condrocitos, basada en la implantación en la zona dañada de células del cartílago previamente cultivadas en laboratorio. Esta técnica requiere de dos intervenciones, una para extraer células y poder cultivarlas, y otra para implantarlas. Esta técnica está indicada para personas entre 18 y 55 años y con lesiones articulares entre 1 y 10 cm2.