Está en:

  1. Inicio
  2. Medicina personalizada

Medicina Personalizada

Fertilidad

En qué consiste:

La esterilidad se define como la imposibilidad de lograr el embarazo en una pareja tras un año de relaciones sexuales de forma regular y sin métodos anticonceptivos.

Qué beneficios tiene:

El estudio de la pareja que no logra el embarazo requiere una evaluación cuidadosa, realizándose un conjunto de pruebas que se realizan con el objetivo de identificar los posibles factores o problemas que impiden el embarazo.

Las pruebas iniciales que suelen solicitarse incluyen:

  • Visita médica con un interrogatorio médico dirigido a la pareja. Exploración ginecológica.
  • Estudio hormonal en la mujer. Consiste en el estudio en sangre de una serie de hormonas implicadas en el proceso de la reproducción y que reflejan si existe alguna alteración en el funcionamiento del ovario y si las condiciones hormonales son las adecuadas para que se produzca el embarazo. La extracción de sangre se realiza en la primera mitad del ciclo menstrual.
  • Ecografía ginecológica: es una prueba inocua que permite visualizar el útero, las trompas y los ovarios y si existen anomalías que puedan impedir el embarazo.
  • Histerosalpingografía. Es una radiografía de la zona pélvica que permite valorar especialmente la permeabilidad de las trompas y la cavidad uterina. Para ello se utiliza un medio de contraste que se inyecta a través del cuello del útero y que, a su paso por las trompas, muestra su forma y si éstas están obstruidas.
  • Seminograma o espermiograma: Es el análisis del semen. Se obtiene una muestra del mismo y se analizan sus características que incluirán su calidad, número y movilidad de los espermatozoides y permite diagnosticar la esterilidad de causa masculina.

A partir de los resultados de estas pruebas se puede orientar el tratamiento o puede estar indicado iniciar un estudio más específico.

Cuando las causas de esterilidad de la pareja no pueden solucionarse con los tratamientos disponibles se puede recurrir a las técnicas de Reproducción Asistida.

La Reproducción asistida comprende el conjunto de procedimientos o técnicas destinadas a lograr el embarazo. Se requiere para ello la participación de laboratorios muy especializados, técnicas instrumentales y tratamientos para mejorar la capacidad de fecundación del óvulo y el espermatozoide.

Actualmente existen diversos tipos de técnicas cada una de las cuales se indica, en función de las posibilidades de éxito, tras valorar cada caso de forma individualizada.

Una de estas técnicas es la Fecundación in vitro (FIV) en la cual se ponen en contacto de forma "artificial" - es decir, mediante técnicas de laboratorio- el óvulo y el espermatozoide que previamente han sido obtenidos de la pareja. Una vez se fecundan consiguiendo embriones viables, se introducen a través de la vagina de la mujer para lograr su implantación en el útero y el embarazo.

Más información:

Fecundación in vitro