Está en:

  1. Inicio
  2. Medicina personalizada

Medicina Personalizada

Láser verde KTP o HPS (hiperplasia benigna de próstata)

En qué consiste:

En caso de padecer hiperplasia benigna de próstata, el laser verde KPT destruye mediante evaporación el tejido hiperplásico de forma mínimamente invasiva, sin sangrado abundante ni grandes molestias.

Qué beneficios tiene:

Es una intervención mucho menos invasiva que la prostatectomía abierta, ya que se reduce la estancia hospitalaria, la recuperación y se minimizan los posibles efectos adversos de la intervención convencional.

Más información:

Cuando a una persona le han diagnosticado una hiperplasia benigna de próstata que implica retención urinaria aguda que precisa sondaje, insuficiencia renal obstructiva, sangrado, infecciones urinarias recurrentes; o es una persona que tiene síntomas urinarios molestos cómo el chorro flojo, sensación de vaciamiento incompleto, urgencia miccional, se tendría que valorar si es necesaria o no una intervención quirúrgica.

Dos de las técnicas más utilizadas para la eliminación del tejido hiperplásico han sido la prostatectomía abierta, una técnica muy agresiva que extirpaba el tejido hiperplásico mediante la incisión en el abdomen y la resección transuretral de próstata que resecaba este tejido introduciendo por la uretra un instrumento especial (resectoscopio).

Ambas técnicas son muy agresivas ya que se produce abundante sangrado, impotencia postoperatoria, estrecheces uretrales, etc. Además, acostumbra a ser una estancia hospitalaria larga (2-7 días) y requiere llevar una sonda uretral durante varias semanas.

Gracias al desarrollo de la técnica del laser verde KTP se ha conseguido mejorar la calidad de vida de muchos de estos pacientes sin tener que pasar por una intervención bastante traumática. Esta intervención, que a veces se puede realizar por la mañana y el paciente irse a casa por la tarda o a la mañana siguiente, es muy eficaz y cómoda para el paciente.